Una duda que tienen muchas personas es saber si serán lo suficientemente inteligentes para llevar a cabo sus planes:

Permíteme que te aclare algunas cosas:

Lo primero que tendrías que preguntarte es de dónde te viene la idea de que no tienes la inteligencia que necesitas.

Si es porque eras mal estudiante en la escuela, te recuerdo que en la vida hay muchísimas más aplicaciones de la inteligencia que el aprendizaje académico. Además, el que fueras mal estudiante se podía deber a muchos otros factores, como que te distraías, el tema no te interesaba, la forma en que te enseñaron no era la adecuada,…

Deberías saber que hay muchas formas de inteligencia, no solamente la matemática, la verbal o la abstracta.

Por ejemplo, la habilidad para relacionarse con las personas es considerada como un tipo de inteligencia, lo mismo que la coordinación corporal o la capacidad de tener ideas que otros no habían pensado antes.

Si tu imagen de persona no-inteligente te viene de lo que te han dicho los demás, OLVÍDATE. El hacer creer a otra persona inferior a las demás en cualquier aspecto es uno de los trucos más viejos para conseguir que esa persona no alcance su potencial y tenerla así a tu merced.

Las capacidades mentales se entrenan y casi nadie es consciente de hasta dónde sería capaz de mejorar si se pusiera a ello.

Personalmente, he conocido a personas con una inteligencia por encima de la media que no han conseguido nada en la vida, lo mismo que otras personas que siempre han sido ninguneadas, que han sorprendido a todo el mundo con sus logros.

Además, nadie tiene las mismas capacidades para todo. Puede ser una persona superdotada para un tema y una total incompetente para otro.

Te recomiendo que pienses con detenimiento qué cosas se te dan bien y en cuáles te encuentras con dificultades.

Lo que más cuesta a las personas es darse cuenta de lo aquello en lo que realmente son buenas, ya que generalmente no apreciamos aquello que somos capaces de hacer con facilidad y de forma natural.

Si tienes personas que te aprecien de verdad, te recomiendo que les preguntes en qué piensan que destacas o eres bueno/a. Las respuestas casi siempre te sorprenderán.

PREGUNTA: ¿Qué se me da bien y puedo hacer sin dificultad?.

 

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: