Ayer publiqué un audio sobre relaciones positivas.

Sobre esas relaciones que nos dan espacio para ser nosotros/as mismos/as sin juzgarnos, dándonos ese margen de libertad y aceptación que necesitamos.

Porque todo el mundo ha tenido relaciones negativas en la vida.

De esas relaciones que pasan y te dejan una herida que piensas que nunca sanará.

Y así nos centramos en el sufrimiento, en el “Qué hubiera pasado si…” o el “Si hubiera hecho…”

Pero no, éste no es el camino de una vida mínimamente feliz.

Porque tanto la pena como el odio te atan precisamente a esas personas de las que deberías olvidarte.

Es precisamente por eso que necesitamos relaciones positivas.

Y no estoy hablando de esas increíbles relaciones que se ven en televisión, en las que todo el mundo está siempre sonriendo.

No, hablo de relaciones en el mundo real.

Hablo de relaciones en las que la norma de oro es el respeto.

Relaciones en las que las dos partes salen beneficiadas.

Porque, pese a lo que digan algunos, sí que hay personas que merecen la pena.

Hay un viejo dicho que nos cuenta que “El cómo ves tú a los demás dice más de ti que de los demás”.

Y no, no es cuestión de pintar el mundo de color de rosa.

Todos sabemos que no nos podemos permitir esa actitud inconsciente y peligrosa.

Estoy hablando, sencillamente, de encontrar personas positivas que compartan nuestra escala de valores.

Y que sepan establecer relaciones basadas en el respeto, la comprensión o la aceptación.

Sí, ya sé que para muchas personas es difícil asumir éste tipo de relaciones, pero tal vez se deba a que los márgenes en los que se ha movido su vida son demasiado estrechos.

Y el primer paso, siempre es el mismo: preguntarme con sinceridad qué es lo que de verdad quiero o necesito.

A menudo la respuesta  sorprenderá.

De todas formas, si quieres escuchar el audio, puedes hacerlo haciendo click en éste enlace: RELACIONES POSITIVAS.

Que tengas una muy feliz semana.

Saludos.

Pin It on Pinterest

Share This